Se debe iniciar por lo más cercano a nosotros: Amigos, vecinos, conocidos, familiares y sobre todo en las tiendas y lugares cercanos a la producción. Es importante que al salir a la redonda de nuestro lugar de trabajo o vivienda identifiquemos aquellos lugares donde puedo distribuir para la venta y preparar una empanadas para muestra (se pueden llevar empanadas más pequeñas con los mismos ingredientes para que la prueben quienes quieran tenerlas en sus negocios y así conozca la calidad).

 

Por supuesto, también se debe pensar en el ají que le sirva a la tienda para ofrecerlo, se le debe facilitar al cliente el ají, por ejemplo renovando el frasco donde se lo distribuye o recargándose en cada distribución el que tenga la tienda para esos fines. Ojo, todo se debe manejar con la máxima higiene, tanto el recipiente donde va a llevar las empanadas como el frasco del ají, no basta hacer todo con higiene, también debe lucir que se note limpio y agradable a la vista.

 

Una vez se tiene el barrio cubierto, se puede pensar en expandir el espectro yendo al barrio vecino y así, poco poco, expande su campo de venta, manejar las estrategias que considere beneficiosas para el negocio, como llevar las muestras, manejo de precios, diferenciar en los sabores, etcétera. También se debe tener en cuenta que no se le de crédito por máximo un día, porque este producto es de venta inmediata.

 

También se pueden visitar otros negocios como café y donde se vea que el producto que ofrecemos cabe ahí, también tener en cuenta el cumplimiento de distribución,no fallar nunca y elaborar el plan de distribución para cumplir. Se debe tener en cuenta en el precio si se le da comisión a quienes vendan las empanadas a los diferentes clientes.

 

Y en estos tiempos modernos, se generan nuevos canales de distribución donde se debe aprovechar el recurso de internet para mostrarse a nuevos clientes posibles. Se pueden utilizar redes sociales básicas como Facebook, instagram, por dar un ejemplo de dos redes exitosas para promocionar productos, es un espacio donde se puede abarcar otros públicos y se permite despachar a domicilio, además existen cursos gratuitos en internet sobre “Marketing digital” que les ayudará a entender mejor cómo mostrar sus productos por internet.

 

No olvidar los colegios de la zona, son clientes muy buenos, compran en mayores cantidades y casi que garantizado, por temporadas, se obtienen buenas ventas. Se debe tener en cuenta con quienes van a tener el oficio de vender, tratar de pagarle por comisión para que haya más inspiración de vender grandes cantidades, así gana él y gana el negocio.

 

Y por último no pelear, en el caso hipotético, donde un cliente quiera devolver alguna empanada por alguna razón (desperfecto, se dañó, no le sirvió), y decide devolver dos, o tres, procurar compensarlo y por nada del mundo pelearle por la devolución, al cliente hay que consentirlo, teniendo cuidado de que no se vaya a arruinar el negocio.

 

¡Hasta la próxima!