Por: Arq. Gilberto Camargo Amorocho – Miembro de Junta SMPB

 

(Las palabras expresadas por nuestros columnistas son de libre opinión y de responsabilidad propia del autor que no compromete a la SMPB)

 

Según la física, la densidad es una medida para determinar la cantidad de masa contenida en un determinado volumen. La fórmula de la densidad, masa / volumen, se puede aplicar para cualquier sustancia, no obstante ésta debe ser homogénea. En otras palabras la densidad es la concentración de muchos elementos de la misma clase en un área específica.

Según los eruditos, para la planificación urbana, la densidad ha sido y es una variable fundamental. Hoy en día es uno de los grandes indicadores de ciudad y la búsqueda por una densidad ideal es una de las metas más apreciadas.

En función de la cantidad de habitantes por hectárea (Ha) o kilómetro cuadrado (km2) la ciudad debe planear sus redes de infraestructura, de servicios públicos, las vías, el espacio público, el transporte y los equipamientos en los cuales se prestan los servicios sociales a los habitantes; la organización de todos estos elementos en el territorio es parte principal del modelo de ciudad. También los duros en repensar ciudad, siguen encontrados en puntos de vista: Ciudad Compacta vs. Ciudad Extensa, tema aún no resuelto.

Dos modelos extremos han marcado este debate y muestran las grandes diferencias de asumir uno u otro modelo para el desarrollo urbano futuro: La ciudad compacta de alta densidad basada en edificios en altura que da prelación al transporte público y a la utilización intensiva de las infraestructuras y dotaciones públicas y, la ciudad extensa compuesta por conjuntos suburbanos unifamiliares que funciona con vehículos privados sobre una red de autopistas y una continua extensión de las redes de servicios públicos.

Hoy en época de revisión de POT es importante, que nuestros Bucaramangólogos, tengan buen tino para acercarse al modelo de Ciudad que queremos y sobretodo dejar herramientas para enfrentar los principales desafíos del desarrollo urbano contemporáneo: equidad, productividad y sostenibilidad.