Por: Carlos Octavio Gomez Ballesteros – Presidente SMPB

Hace seis años sufrí un infarto, y cuando ello pasó me hice a la idea que el mundo tenía que parar y para mi paró.

Ahora vuelvo a sentir esto mismo. Aquí no vale nada. No vale tener mucho dinero, lo que vale es la salud. Siento la misma soledad de una habitación de cuidados intensivos, en donde lo único que se piensa es que pase el tiempo y sobrevivir.

Ya el dinero no vale, es tener vida lo que vale. No me acuerdo de arrepentirme de nada, quizá por haber sido una buena persona. Hoy les digo, quiero mi salud y quiero vivir más de mis 63 añitos, quiero vivir un poco más y ver a mis nietos.

Quiero ver a Colombia sobrevivir de esta guerra biológica. Quiero ver que mi Ciudad prospere y que no existan dirigentes deshonestos, quiero compartir de nuevo con mis amigos y quiero caminar como lo hacía todas las mañanas por mi bella ciudad.

Que nostalgia todo ello. Quedémonos en casa.